12-PayU-Aprende a integrar PayU-1.jpg

Apps en ecommerce: todo lo que necesitas saber

Si ya tienes una página web optimizada para ser visible en dispositivos móviles, ¿necesitas también una aplicación móvil? Es la pregunta que tienen muchos. La respuesta: depende.

Como consumidores, sin duda interactuamos con múltiples aplicaciones todos los días. Desde la noticia, pedir transporte y agregar una reunión al calendario, todo eso lo podemos hacer vía apps. Sin embargo, como comerciantes, cómo saber cuándo nuestro negocio requiere de una aplicación para vender más nuestro producto o servicio.

Las apps son básicamente programas independientes de la página web que se usan para mejorar y fortalecer la funcionalidad de un producto o servicio de una forma más simple y más user-friendly (amigable para el usuario). A continuación destacamos aspectos fundamentales que pueden ayudarte a determinar si tu negocio puede beneficiarse y crecer con una app o si por el contrario, sería un gasto y no una inversión.

Cómo saber si necesito una app

Es importante entender que desarrollar una app no es un remedio para incrementar las ventas. Entender tu mercado y tus usuarios es esencial para saber si se justifica o no el desarrollo de una aplicación. Estas cinco preguntas pueden ayudarte a determinar si tu app puede cubrir una necesidad que tu tienda virtual no cubre:

1. ¿Qué función va a cumplir mi app?
2. ¿Tengo los recursos para crear y mantener una app?
3. ¿La gente compraría mis productos desde un celular?
4. ¿Cuánto vendo a través de mi página Web?
5. ¿Qué quiero lograr con mi app, más engagement, o más ventas?

 

Participa del webinar en donde te contaremos más detalles sobre este tema.

Si tus analytics reflejan buen volumen de ventas a través de dispositivos móviles, es entendible si empiezas a considerar si una app posicionaría aún más tus ventas móviles. Si estás decidido a aventurarte con una aplicación, luego de responder las cinco preguntas, toma en cuenta los siguientes pros y cons.

Pros 🙂

 Una aplicación móvil puede (no olvides el “puede”) representar una propuesta única de valor, sobre todo si tu competencia no la tiene.

 Te vuelve más relevante en el mercado.

Es una oportunidad para que tu marca interactúe más con tus consumidores.

Puede ayudarte a conseguir más leads (clientes potenciales).

Cons 🙁

La inversión está entre los miles de dólares y es muy fácil que los miles se extiendan.

Es fundamental que una vez que la app esté al aire, tengas un plan de mantenimiento que garantice la funcionalidad efectiva de tu producto.

Siempre debes buscar formas de mejorar e innovar la promesa móvil que ofreces.

Es muy probable que después de todo el esfuerzo, tus clientes la descarguen, pero no la usen y terminen prefiriendo tu página web.

Conclusión: ¿app o no app?

No es secreto que las aplicaciones son una tendencia muy fuerte en el mundo móvil, pero recuerda que menos del 1% de las apps son financieramente exitosas (reporte Gartner, 2014). Ahora que estás informado sobre las ventajas y el esfuerzo que requiere desarrollar y mantener una aplicación, puedes reflexionar sobre si es el momento para que tú tengas una.

 

Participa del webinar en donde te contaremos más detalles sobre este tema.